Las fibras de coco que componen el envase forman parte de los residuos del procesamiento de la fruta

Brasil. – Los mangos procesados ahora pueden ser enviados dentro de un envase hecho de fibra de coco, pues los investigadores brasileños han desarrollado un envase biodegradable, diseñado específicamente para enviar la fruta procesada.

El envase fue desarrollado como parte del proyecto Gesfrut, por Bruna Machado, de Bahia’s National Service of Industrial Training (SENAI), en asociación con la Empresa Brasileña de Pesquisa Agropecuária (Embrapa), en la unidad Cassava & Tropical Fruits.

Las fibras de coco que componen el envase forman parte de los residuos del procesamiento de la fruta, y la mezcla de polímeros utilizada se biodegrada en el medio ambiente en seis meses después de su eliminación.

La idea es hacer el envase más sostenible y mejorar la rentabilidad en las ventas, ya que la fruta procesada tiene un mayor valor añadido en comparación con la fruta entera o en fresco.

Con información de: ANBA

Anterior Japón apuesta por los robots cosechadores
Siguiente Pérdidas de hasta 100 mdd al año, por piratería de semillas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *