El curso virtual Bioseguridad ante la R4T brinda información relevante sobre la cepa raza 4 tropical del hongo Fusarium, que amenaza seriamente la producción mundial de banano

Redacción Guía Agroindustrial

San José, Costa Rica. – A través de la plataforma e-learning del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Bayer lanzó el curso virtual Bioseguridad ante la R4T, una herramienta que brinda información relevante sobre la cepa raza 4 tropical del hongo Fusarium, que amenaza seriamente la producción mundial de banano así como la seguridad alimentaria y nutricional de millones de familias que dependen de este cultivo, informó el IICA.

En un comunicado, el organismo explicó que la nueva capacitación forma parte de los 13 módulos de la iniciativa BayG.A.P, programa impulsado por Bayer como soporte a los productores y actores de la cadena de suministros para capacitar, asesorar y apoyar en el proceso de verificación de sus productos.

Agregó que el curso Bioseguridad ante la R4T es gratuito y está dirigido a productores, sin importar su tamaño ni grado de tecnificación, canales de distribución, distritos de riego, asesores técnicos y, en general, a cualquier persona relacionada con el cultivo de banano.

Al respecto, la Regional Manager Food Chain Value de Bayer Crop Science, Beatriz Eugenia Arrieta, explicó que el objetivo del curso es dar a conocer las características de la enfermedad; aspectos básicos del hongo Fusarium oxisporum f.sp. cubense Raza 4 (Foc RT4); los síntomas que se manifiestan en las plantas de acuerdo con su estado de desarrollo, el impacto en la producción de banano y las medidas de bioseguridad que se deben implementar para detener su transmisión y diseminación hacia áreas no infectadas.

El curso está compuesto por cinco módulos; el primero contiene antecedentes de la enfermedad y las consecuencias socioeconómicas, y profundiza en lo relacionado con su detección y epidemia, así como la amenaza para la industria bananera.

El segundo módulo abarca el ciclo y síntomas de la enfermedad, el tercero la propagación de la plaga ahondando en elementos vegetales, suelos y sustratos, y agua, mientras que el cuarto se centra en las medidas de prevención (a nivel educativo, preventivo y de contención).

Lo relacionado con el control de la enfermedad en materia de gestión nutricional de las plantas, gestión de control mediante el uso de diferentes sistemas de cultivo, y gestión de los elementos vegetales, cierra el contenido del curso.

“Después de conocer la enfermedad, su facilidad de diseminación y la duración del hongo en el suelo, esperamos que los agricultores tomen conciencia e implementen inmediatamente las medidas descritas en el curso”, agregó Arrieta.

Esta opción de capacitación está disponible para la Alianza Global contra el Fusarium R4T, constituida con la misión de apoyar al sector bananero y sus actores en la lucha contra esta enfermedad a través del desarrollo de conocimiento, tecnología y mecanismos para encontrar una solución científica definitiva.

La Alianza, explicó el IICA, aglutina a 25 instituciones e incluye a representantes del sector privado, académico, de organizaciones de la sociedad civil, entes estatales y organismos internacionales, entre ellos el IICA, que fue elegido por el resto de los miembros para ejercer la secretaría del Comité Ejecutivo de la Alianza.

En la Alianza participan, entre otros, el Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA), la Corporación Bananera Nacional (Corbana) de Costa Rica, Bayer, Chiquita Brands International, la Red Solidaridad y la Universidad de Wageningen (Países Bajos), además del IICA.

Respecto a la enfermedad, el IICA señaló que si bien la cepa raza 4 tropical (R4T) no afecta la salud humana, puede destruir plantaciones de un cultivo del que dependen los ingresos de miles de familias rurales. Se transmite a través del suelo y al día de hoy no existe ningún tratamiento para erradicarlo, siendo la única solución para frenar su propagación quemar plantaciones enteras de banano, que luego no pueden cultivarse nuevamente, con lo cual se pierden miles de hectáreas de tierras fértiles.

El banano se cultiva en 135 países de los cinco continentes y no sólo cumple un rol central en la seguridad alimentaria a nivel global, también, es medio de vida para quienes trabajan en su cultivo, transporte y comercialización. Se estima que 400 millones de personas dependen del fruto como alimento o fuente de ingresos.

En la actualidad, la enfermedad se encuentra presente principalmente en los países tropicales y subtropicales. Se ha detectado en un total de 19 países, apuntó el IICA.

Puedes acceder al curso, totalmente gratuito, aquí: https://elearning.iica.int/mod/page/view.php?id=9800

Anterior Alimento para astronautas
Siguiente Comparte México experiencia en el uso de insecto estéril para control de plagas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *