Entre los productos más afectados destacan el tomate y el chile

La Paz, BCS (México). – Productores de hortalizas de Baja California Sur enfrentan desde hace unos días una drástica caída en los precios de sus productos derivados entre otras causas- por el cierre de establecimientos en Estados Unidos causados por la pandemia de COVID-19, una situación que también se registra en ciudades fronterizas como Ensenada, Tijuana y Mexicali, en donde también se han disparado los contagios, trayendo como consecuencia una baja en el consumo.

Entre los productos más afectados destacan el tomate y el chile, y aunque algunos productores están tratando de mantener sus cultivos en espera de que mejoren las condiciones del mercado, en otras entidades algunos hortaliceros están rastreando sus siembras debido a que no pueden mantener los costos.

El presidente del Comité de Sanidad Vegetal Dionisio Domínguez informó que en este desplome de los precios solos se ha salvado la cebolla que se cotizado en el campo hasta en 30 pesos el kilo.

Aun así, señaló que los productores seguirán con las campañas para prevenir la entrada de plagas y enfermedades a la entidad procedentes de otros estados, y que pueden llegar a través de frutas, hortalizas y árboles vía el puerto de Pichilingue o por la carretera transpeninsular, sitios en donde se tienen habilitados centros de control por parte de este organismo.

Anunció que en breve iniciará la liberación de 3 millones semanales de pupas para el combate a la mosca de la fruta, y seguirán con especial atención en la prevención a la entrada de la mosca prieta de higo, una vez que se están ampliando las superficies de siembra en la zona de Los Planes a donde recientemente llegaron 10 mis plantas de higo negro a los que se les tuvo que retirar la fruta, ya que la plaga se aloja precisamente en los frutos.

Estas plantas de higuera vienen de Hidalgo, en donde hay presencia de esta mosca, anotó. Aclaró que la mosca prieta el higo no ataca a la higuera blanca que se cultiva en Vizcaíno, sin embargo permitir la entrada de esta plaga podría provocar una cuarentena de parte del gobierno de Estados Unidos a la introducción de fruta fresca al país del norte.

Finalmente, Dionisio Domínguez informó que están en plena cosecha mil 500 hectáreas de chiles y una superficie similar de tomates, así como 400 de cebollas, y destacó que estas siembras son las que más fuentes de trabajo generan en la entidad.

Con información de: El Sudcaliforniano

Anterior Vicente Gómez Cobo buscar presidir el Consejo Nacional Agropecuario
Siguiente Catálogo de la Cofepris no califica al glifosato como carcinogénico: UMFFAAC

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *