20 por ciento de la producción de aguacate se convierte en pasta, guacamole o aceite esencial, además de su procesamiento para la industria farmacéutica o cosmetología

Morelia, Mich. (México). – El aguacate se ha caracterizado por su alto consumo, de manera preponderante en fresco, pero un 20 por ciento de lo producido se destina como complemento de otros productos en industrias tan diversas como la cosmetología, la farmacéutica y/o la industria de la transformación ecológica.

Por consiguiente y con un aumento constante en la superficie cultivada tanto para exportación como para consumo nacional e industrial; esta última se observa con un futuro prominente, con un desarrollo creciente, pero por el momento aún limitado.

Con una superficie cultivada superior a las 200 mil hectáreas, de las cuales 140 mil están certificadas para la exportación hacia Estados Unidos, así como Japón y Canadá, Michoacán se coloca como el estado productor – exportador de esta fruta en los escenarios nacional e internacional, con una cosecha también creciente que, en el año 2019 alcanzó 1.6 millones de toneladas.

Rubén Medina Niño, titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario en la entidad (Sedrua), resaltó que la cadena de valor del aguacate predomina en fresco, es decir, un 80 por ciento se comercializa de esta manera y el 20 por ciento se industrializa, con subproductos como son la pasta o el guacamole, el aceite esencial, además de su procesamiento para la industria farmacéutica o cosmetología.

Principales transformaciones

El aguacate dejó de ser considerado un fruto exótico para convertirse en un elemento principal de la dieta no solo de los mexicanos sino también de otras poblaciones del mundo como son Estados Unidos, Canadá, China y Japón (los asiáticos lo consumen en postres y bebidas dulces).

En Reino Unido se comercializa transformado en margarina, en España se tiene preferencia en sopa fría (gazpacho) y actualmente empresas mexicanas han desarrollado tecnología para la fabricación de biopolímeros generados a partir del hueso para la industria del plástico.

En las nuevas tendencias de consumo por una vida más saludable, el aguacate se comercializa en trozos o pasta congelada, lo cual garantiza la calidad, frescura, color y consistencia al consumidor.

También, en el mercado se encuentran cremas hidratantes, máscaras para pestañas y champús a base de aguacate, que proporcionan suavidad y nutrición a la piel, pestañas y cabello de las personas.

En tanto, transformado en aceite, el aguacate ayuda a reducir el colesterol y también es alto en luteína (llamada también la vitamina de los ojos), además de dar un toque especial a los platillos.

Aceite de aguacate, alternativa desconocida

Del ensayo denominado “Aproximación a una Tipología de Aceite de Aguacate” elaborado por Karol Solís Avila, especialista en producción agropecuaria por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Forestales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y consultora de micros, pequeñas y medianas empresas del sector primario, se analizó el comportamiento del consumidor de aceite comestible, con mención especial de aguacate; mediante una encuesta aplicada a hombres y mujeres de 18 a 65 años de edad, de los cuales 76 por ciento fueron población femenina.

En relación a la frecuencia con que utilizan los diferentes aceites para cocinar el 36.67 por de los entrevistados respondió utilizar el aceite de oliva, mientras el aceite de girasol es utilizado por el 20 por ciento de las personas cuestionadas; así también, otro 20 por ciento mencionó cocinar con aceite de canola con más frecuencia y, finalmente el 6.67 por ciento utiliza el aceite de aguacate.

Respecto al conocimiento de las propiedades benéficas para la salud que tiene el aceite de aguacate, y que se consume en México y otros países, el 63.33 por ciento de las personas está enterado, mientras el 36.67 por ciento no lo sabe. Sin embargo, el 100 por ciento de los encuestados afirmaron estar dispuestos a cambiar el aceite que actualmente utiliza en la cocina para mejorar la salud de su familia.

Sin duda, el aguacate fresco y con un valor agregado es parte de una industria michoacana y mexicana calificada como exitosa y de valía económica, al superar los dos mil millones de dólares anuales, a pesar de los conflictos ambientales que la misma ha generado en los sitios en donde se establece un árbol y se sustituye un pino.

Con información de: El Sol de México

Anterior Desarrolla el Colpos recubrimientos y películas biodegradables
Siguiente Suspensión de clases pone en riesgo la alimentacion de 30 millones de niños

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *