Las “startups” del sector agrícola en América Latina y el Caribe se han multiplicado por dos en los últimos cinco años

Madrid. – La empresa tecnológica SpaceAG, es una compañía que brinda a los agricultores un escuadrón de drones e imágenes por satélite de sus fincas para controlar que sus aguacates crezcan de manera eficiente y sin nada que les perturbe.

SpaceAG es una de los 450 startups (empresas emergentes) que han surgido en los últimos años en América Latina y El Caribe dedicadas al mundo rural. En 2013 apenas llegaban a 200. Lo anterior, muestra el avance innovador de esta región exportadora por excelencia de alimentos. 

Por su parte, Ana Castillo, experta de Banco Interamericano de Desarrollo (BID), determinó mediante un estudio que, “existe una mejor convergencia tecnológica, el consumidor cada vez exige más y la preocupación medioambiental obliga a que las prácticas agrícolas sean más sostenibles y eficientes”.

Brasil y Argentina concentran la mayor parte de esta red de emprendimiento en el campo, sólo esos dos países representan el 75% de las soluciones innovadores aplicadas a la agricultura y ganadería.

«Representan los mercados locales más grandes y en muchos casos cuentan con mejor acceso a la tecnología, además de una masa crítica de profesionales dedicados a la agricultura extensiva», apunta Castillo.

La especialista del BID prevé que todo lo que está sucediendo ahora va a cambiar de manera radical el trabajo rural en el futuro, lo que supone una ventana de oportunidades para los jóvenes.

“Es un sector muy especial, para trabajar en él se necesita una combinación de saberes. Hace falta conocimiento digital, sí, pero también de ciencias de la vida, robótica, conocimientos tradicionales”, detalla Castillo.

«Los nuevos sistemas de producción modificarán la demanda laboral en determinadas zonas y requerirán un perfil de trabajado más capacitado. Esto representa un desafío, pero también una oportunidad para generar fuentes de trabajo más cualificadas».

Otro reto que se plantea en el futuro es el de la inclusión de la mujer en este tipo de emprendimiento. Actualmente sólo el 11% de las empresas estudiadas cuenta con alguna mujer entre sus fundadores. 

Con información de: El País

Anterior Prevén crecimiento de 5.7% en producción porcícola en México
Siguiente Proyecto confirma que la tecnología es un gran aliado del campo

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *