La iniciativa tiene como base el modelo GLEAM y resulta de fácil utilización para cualquier persona que emplee el programa informático Excel

Roma. – La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentó una nueva herramienta interactiva para medir las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la ganadería.

Agricultores, responsables de las políticas y científicos podrían emplear el modelo interactivo de contabilidad ambiental GLEAM-i (Global Livestock Environmental Assessment Model) para calcular también producciones de carne, leche y huevos.

La iniciativa tiene como base el modelo GLEAM, diseñado por expertos de la FAO, y resulta de fácil utilización para cualquier persona que emplee el programa informático Excel, consideró el reporte.

A escala mundial, recordó la FAO, cientos de millones de habitantes dependen de la ganadería para su subsistencia, seguridad alimentaria y nutrición.

Ello resulta ‘particularmente importante para los países en desarrollo, donde la demanda de proteína animal está creciendo, y para las zonas remotas y marginales, en las que existen pocas alternativas’, evaluó la institución.

Sin embargo, la rama es responsable del 14,5 por ciento de todas las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero, alertó la entidad.

Una investigación de la FAO, mediante el modelo GLEAM, corroboró que los ganaderos pueden aumentar la producción y reducir las emisiones en casi una tercera parte, mediante cambios factibles y asequibles.

A juicio del organismo, contar con información precisa, sobre el impacto ambiental de las cadenas de suministro de la ganadería, ayudará a las partes interesadas a tomar mejores decisiones.

‘Por ejemplo, los gobiernos pueden utilizar GLEAM-i para elaborar los inventarios nacionales y desarrollar políticas para mejorar la eficiencia en la cría del ganado y la gestión de los piensos y del estiércol’, ilustró Anne Mottet, experta en políticas ganaderas en la FAO.

Actualmente el GLEAM respalda diversos proyectos nacionales e internacionales, incluidos experimentos sobre agricultura climáticamente inteligente en Ecuador, Níger, Zambia y Malawi, ejemplificó el análisis.

También apoya un programa financiado por la iniciativa ‘Coalición para el clima y el aire limpio’ en aras de aumentar la productividad y reducir las emisiones de metano entérico en América del Sur, el Sudeste Asiático y África oriental y occidental.

Con información de Agencias

Anterior Académicos impulsan las propiedades de la jaca
Siguiente Especialistas del Inifap desarrollan modelos óptimos para madurar aguacate

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *