La investigación podría socavar el nuevo pacto comercial de América del Norte e invitar a aranceles de represalia, señalan un total de 32 grupos agrícolas y alimentarios

EEUU. – Un total de 32 grupos agrícolas y alimentarios han manifestado en una carta dirigida al representante comercial de EE. UU., Robert Lighthizer, su preocupación por la investigación federal que se está llevando a cabo para determinar si los productores de arándanos estadounidenses están siendo perjudicados por las importaciones de arándanos.

Como señalan las organizaciones firmantes, la investigación, solicitada por Lighthizer, y financiada por productores de arándanos, podría socavar el nuevo pacto comercial de América del Norte e invitar a aranceles de represalia.

Lighthizer solicitó la investigación de la Sección 201 por parte de la Comisión de Comercio Internacional de EE. UU. a finales de septiembre. La comisión está recopilando registros confidenciales para determinar si una afluencia de arándanos extranjeros amenaza el futuro de la industria nacional. Si es así, el presidente podría promulgar aranceles de salvaguardia. El 29 de marzo debe presentarse un informe a la Casa Blanca.

Los grupos advierten que las acciones comerciales protectoras «sin causa legítima» podrían sentar un precedente y llevar a una escalada de medidas de represalia. «A medida que nuestra industria continúa recuperándose de los choques del mercado relacionados con la COVID-19 y las interrupciones de la cadena de suministro, lo último que podemos permitirnos en este momento es incertidumbre adicional y tarifas más altas», declararon los grupos.

Las organizaciones que firmaron la carta incluyeron a los principales grupos comerciales que representan la soya, el trigo, el maíz, la carne de cerdo, los productos lácteos y las aves de corral. Las empresas que firmaron fueron Driscoll’s y Hershey Co.

Apoyo a la investigación

Si bien los grupos agrícolas y las empresas de alimentos criticaron la investigación, un número igual de legisladores federales, 32, enviaron una carta la semana pasada a la comisión de comercio apoyando la investigación.

Los legisladores incluyeron al republicano de Washington Dan Newhouse y los demócratas Suzan DelBene y Rick Larsen. Los demócratas de Oregon Peter DeFazio y Kurt Schrader también firmaron. Washington y Oregón son los principales estados productores de arándanos de EE. UU.

Los legisladores dijeron que más arándanos importados, particularmente de Chile, Perú, México, Argentina y Canadá, han deprimido los precios para los agricultores estadounidenses. «A medida que la comisión desarrolle el expediente probatorio en este caso, creemos que quedará claro que las importaciones son una causa sustancial de daño grave a la industria nacional de arándanos», escribieron los legisladores.

Los países nombrados por los legisladores han indicado que enviarán comentarios a los investigadores estadounidenses.

Con información de Blueberries Magazine Consulting

Anterior Crean envase biodegradable con residuos de plátano
Siguiente Productores de algodón urgen a importar semillas para evitar muerte de cultivos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *