La UMFFAAC consideró necesaria una nueva revisión al decreto para no perjudicar al campo, ni a la población. En este sentido, recordó que la producción de maíz se redujo en más de un millón 600 mil toneladas en un año.

Por redacción Guía Agroindustrial

México. – La Unión Mexicana de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos (UMFFAAC), advirtió sobre la incertidumbre en el campo ante la prohibición del glifosato, a un año de la publicación del decreto que limitará su uso en México a partir del primero de abril.

El organismo señaló que aún no se ha encontrado un producto que iguale las características del herbicida en eficiencia, bajo costo, facilidad de manejo y seguridad, por lo que urgió a que se analice nuevamente el decreto publicado el 13 de febrero del 2023 para no afectar a los trabajadores del campo.

En un comunicado, el organismo de protección de cultivos consideró que el glifosato es una herramienta necesaria para los productores y su prohibición agrava otros factores, como la sequía, desaparición de programas de apoyo, que han venido impactando negativamente la producción de diversos cultivos y en forma muy importante, a la producción de maíz y otros granos.

Como ejemplo, la asociación recordó que en 2023, la producción de maíz grano se redujo en más de un millón 600 mil toneladas. De acuerdo con cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) la producción de maíz pasó de 26 millones 553 mil 239 toneladas en 2022, a 24 millones 931 mil 494 toneladas el año pasado, lo que significó una pérdida de 1 millón 621 mil 745 toneladas.

En este contexto, la UMFFAAC advirtió que la prohibición del glifosato ocasionará grandes dificultades a los agricultores, reduciendo la productividad, aumentando los costos de producción y elevando los precios de los alimentos para la población en general.

Asimismo, consideró que el decreto podría incentivar el comercio ilegal del herbicida, por lo que sería necesario revisar la medida para evitar efectos adversos. Recordó que el glifosato es utilizado para eliminar malezas, y éstas pueden afectar hasta un 40 por ciento los cultivos en promedio.

Recordó que hace tres meses la Unión Europea aprobó el glifosato para ser usado por 10 años más, tras rigurosas evaluaciones de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA). Estas agencias –dijo– determinaron que el glifosato no representa un riesgo para la salud de las personas ni para el medio ambiente.

Asimismo, la Agencia de Protección al Ambiente de Estados Unidos (EPA) aseguró que después de una revisión exhaustiva sobre el glifosato –el herbicida más utilizado en Estados Unidos– llegó a la conclusión de que “no existen riesgos preocupantes para la salud humana cuando el glifosato se utiliza de acuerdo con el etiquetado y no es un carcinógeno”.

Al respecto, la UMFFAAC recordó que hasta el momento el Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (Conahcyt) no ha presentado alternativas viables que sustituyan al glifosato.

Anterior Productores garantizan abasto de ornamentales para festejos del 14 de febrero
Esta es la historia más reciente.