El fundador de la empresa apoya a otros para que se conviertan en agricultores urbanos y encuentren formas más sostenibles de producir

Guadalajara, Jal. (México). – Grupo Fronde busca cultivar comida que no dañe a las personas ni al medio ambiente. También apoya a otros para que se conviertan en agricultores urbanos y encuentren formas más sostenibles de producir.

Para el 2030, las Naciones Unidas estiman que se necesitará entre 30 y 40 por ciento más alimento; por lo que la humanidad tiene el reto de cultivar más, sin arrasar con el medio ambiente en el proceso, explicó José Manuel González, CEO y fundador.

“Lo tenemos que hacer diferente, si no lo hacemos diferente significaría que tendríamos que arrasar con todos los bosques, con todas las zonas naturales, para producir más alimento, por eso con este proyecto de Fronde y la red de agricultores urbanos es voltear a áreas donde normalmente no se voltea para producir alimento”, afirmó.

Su empresa empezó hace 10 años, con el cultivo de lechugas en un espacio de sólo 90 metros cuadrados en el techo de un taller de carpintería en Ciudad Granja, y con un financiamiento de 50 mil pesos que les proporcionó la entonces incubadora Zapopan Emprende.

Hoy produce en sus tres sedes más de 12 variedades de lechuga, 25 variedades de flores comestibles y 27 variedades de microgreens, que son brotes de plantas jóvenes con nutrientes y sabor concentrados. Con ello, provee a múltiples restaurantes y chefs en Jalisco.

Huertas orgánicas e hidroponía

Sus técnicas de cultivo principales son las huertas orgánicas y la hidroponía, que utiliza disoluciones minerales en vez de tierra, permite ahorrar hasta un 90 por ciento de agua.

Además, con la división Fronde Academy, han capacitado a más de 4 mil personas en las técnicas de hidroponía casera, microgreens, agricultura protegida, ingeniería de los invernaderos, y huertos urbanos.

A sus alumnos, les inculcan la filosofía de una agricultura responsable, y además, les ofrecen la posibilidad de unirse a la Red de Agricultores Urbanos, en la que los apoyan para que comercialicen las hortalizas que cultivan utilizando los espacios libres en sus casas.

“Cualquier tipo de persona que tenga un espacio inutilizado lo puede convertir en un espacio de producción para generar alimentos para su familia, para ellos, o incluso empezar un pequeño negocio”, compartió.

El proyecto fue finalista en el Premio Emprendedor Coparmex 2019, participó en Unreasonable México y es uno de los cuatro seleccionados de Agro Jalisco; en marzo del próximo año los llevará a Nueva York a presentarse ante las Naciones Unidas. Se espera que ayude a potencializar la Red de Agricultores.

Actualmente, tiene 10 miembros en Guadalajara, y su misión, es escalarla a las principales ciudades del país. Si le interesa contactarlos puede hacerlo en http://www.grupofronde.com

Con información de: Agencia Reforma

Anterior Aguacate, “superalimento” que resiste a la pandemia
Siguiente Canadá, México y EEUU acuerdan trabajo conjunto para regular el uso de plaguicidas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *