La demanda agrícola mundial y los precios de las semillas oleaginosas como la soya y el maíz se aceleraron en el cuarto trimestre de 2021, gracias a la reapertura de las economías y un repunte en el sector del etanol.

EEUU. – De acuerdo con información de Reuters, la compañía Corteva espera que los precios de los granos y las oleaginosas se mantengan altos este año debido a niveles récord de demanda, de acuerdo con su director ejecutivo, luego de las perspectivas optimistas de ventas de la compañía de insecticidas y semillas el día anterior.

La demanda agrícola mundial y los precios de las semillas oleaginosas como la soya y el maíz se aceleraron en el cuarto trimestre de 2021, gracias a la reapertura de las economías y un repunte en el sector del etanol a medida que se fueron disminuyendo las restricciones por las olas de contagios de COVID-19.

“En el mediano a largo plazo, vemos que los fundamentos que le dan forma al precio actual continúan, debido a la posible nueva demanda que será necesaria para impulsar a los combustibles renovables como el diésel de base biológica, lo que probablemente respaldará niveles saludables de precios de los productos básicos agrícolas”, dijo el director ejecutivo Chuck Margo en una llamada con analistas.

Corteva dijo que espera que los altos precios de los fertilizantes impulsen a algunos productores a rotar del maíz a la soya y aumenten la demanda de Enlist, sus semillas de soya biotecnológica de próxima generación y herbicidas complementarios.

Las plantaciones de maíz en EE. UU., que requieren más fertilizantes que la soya, podrían verse limitadas en 2022. La escasez de fertilizantes nitrogenados debido al aumento de los precios del gas natural amenaza con reducir el rendimiento global de los cultivos.

Esto aunado a las tensiones entre Rusia y Ucrania, donde la primera podría restringir su suministro de gas natural a los países de la Unión Europea, lo que incrementaría aún más los precios del gas natural, ante la salía de uno de los mayores exportadores.

Por lo que debido a la alta demanda actual y la posibles limitantes en la oferta (posibles reducciones de los rendimientos por la escasez y alto precio de los fertilizantes), se espera que los niveles de precio actuales de los granos continúe de manera sostenible, al menos en lo que resta del año.

Si además se considera la incertidumbre de un posible conflicto militar entre dos países con alta producción de trigo, así como de maíz en el caso de Ucrania, se tienen muchos elementos para que, en caso de presentarse, se tenga un posible incremento de los precios internacionales de los granos.

Con información de: Noroeste

Anterior Subsidios pueden potenciar la agricultura y el medioambiente a la vez
Siguiente Con Quick-Pay+, productores reciben el 96% del valor de su embarque en 24 horas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.