La agencia estadounidense FDA dio autorización la producción y comercialización de este producto

Estados Unidos. – El pasado 11 de octubre, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), dio autorización a un algodón genéticamente modificado por investigadores de la Universidad de Texas A&M, el cual, podrá ser usado como fuente de alimento humano y animal.

Actualmente, las semillas de algodón convencional contienen una sustancia llamada gosipol, que actúa como defensa. Esta sustancia es tóxica para los animales monogástricos, como los humanos y sólo los rumiantes pueden tolerarla.

En este contexto, desde el año 2006, un grupo de científicos de la mencionada universidad texana descubrió cómo silenciar el gen responsable de la producción de gosipol, y pasó la última década tratando de obtener la aprobación de la FDA. 

“Somos plenamente conscientes de la resistencia a los organismos genéticamente modificados (OGM) en muchos países, pero tengo la esperanza de que los países que necesitan urgentemente alimentos adopten esta tecnología”, señaló Keerti Rathore, biotecnólogo de la planta de investigación AgriLife de la Universidad A&M.

Este algodón genéticamente modificado, llamado TAM66274, genera fibras idénticas a las tradicionales. La diferencia está en las semillas, que son comestibles. Según los científicos, la producción de cada 1 kg de fibra de algodón genera el equivalente a 1.6 kg de semillas, que ahora se usan como alimento para animales.

Las semillas de algodón, que Rathore dice que tienen “sabor a garbanzo”, están repletas de proteínas -23% de su valor total-, por lo que pueden constituir un importante producto nutritivo.

Rathore señala que estas semillas podrían consumirse de muchas maneras: para extraer aceite de freír, como suplemento de proteínas en productos horneados, tostarse para ser consumidas como un refrigerio o convertirlas en un producto para untar como la mantequilla de maní.

La Universidad de Texas A&M tiene la intención de otorgar la licencia TAM66274 a compañías de biotecnología, que serán responsables de llevarla al mercado.

Con la información de: Super Interessante y RT

Anterior México y Dinamarca cooperarán para fortalecer industria porcícola
Siguiente Capacitan a funcionarios mexicanos para el registro de plaguicidas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *