Investigador asegura que esta tecnología es importante no sólo para el país, sino para el mundo entero

Ciudad de México. – México ha desarrollado una nueva biotecnología que no requiere ningún tipo de plaguicida ni herbicida, incluyendo al polémico glifosato. No obstante, si no se comercializa en México, es probable que termine comprándola Estados Unidos o China.

La tecnología fue obtenida por Luis Herrera Estrella, investigador del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (Cinvestav). 

Estas nuevas plantas no utilizan el fosfato para crecer, el cual absorben, incorporan y metabolizan para hacer ADN; en vez de ello, emplean fosfito, que está compuesto por un átomo menos de oxígeno.

De esta forma, las malezas no pueden competir con la planta por nutrientes, porque no pueden utilizar el fosfito para crecer. Esta capacidad, asegura Herrera Estrella, fue transferida de genes de bacterias halladas en las pozas milenarias de Cuatro Ciénegas, Coahuila. 

“Será una revolución en el planeta porque dejaremos de usar herbicidas contra las malezas, como el glifosato”, opinó.

Cabe señalar que el abuso de este fertilizante contamina drásticamente los suelos. El agroquímico penetra hasta los mantos freáticos y genera posteriormente el crecimiento de plagas de algas, lirios y otras plantas parásitas, como el sargazo.

Por su parte, Francisco Bolívar Zapata, bioquímico, investigador, académico y además fundador del Instituto de Biotecnología de la UNAM, aseguró que esta alternativa es “una maravilla, una verdadera oportunidad para que ni en México ni en ningún lado se utilicen herbicidas ni insecticidas para controlar malezas”.

El también ganador del Premio Crónica, actualmente realiza una estancia sabática en la Universidad Tecnológica de Texas. Desde esta institución, el científico anunció en agosto el desciframiento del genoma del aguacate, investigación multinacional encabezada por su grupo en el Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio), adscrito al Cinvestav.

Herrera fue pionero en la obtención de las primeras plantas transgénicas y tiene un reconocimiento internacional.

Con información de: Crónica

Anterior Impulsan cadenas de valor en el campo mexicano
Siguiente Lanzan app que facilita búsqueda de soluciones a favor de los cultivos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *