Las frutas y verduras cultivadas en una innovadora técnica no están en el suelo y no necesitan tierra

Japón. – El japonés Yuichi Mori ha revolucionado la forma en cómo se cultiva actualmente, ya que el investigador cultiva frutas y verduras que no están en el suelo y no necesitan tierra. Las raíces de lo que él planta salen de un dispositivo que originalmente estaba diseñado para un tratamiento médico.

Mori cultiva sobre una película de polímero transparente hecha a base de un hidrogel permeable que ayuda a almacenar líquidos y nutrientes.

Las plantas crecen en la parte superior de la película y las raíces se desarrollan a un lado.

Además de permitir que la verdura crezca en cualquier entorno, la técnica consume un 90% menos de agua que la agricultura tradicional y no utiliza pesticidas ya que los poros del polímero bloquean los virus y las bacterias.

“Adapté los materiales que se usan para filtrar la sangre en los tratamientos de diálisis renal al medio de crecimiento de las plantas”, explica el investigador.

Su tecnología incluso permite cultivar sin tierra o en áreas con acceso limitado al agua, una preocupación creciente en todo el mundo. 

Este método de cultivo sin tierras se conoce como agricultura hidropónica.

El cultivo en polímeros, tal y como lo hace Yuichi Mori, ha cruzado fronteras ya que actualmente se practica en más de 150 localidades dentro de Japón, pero también en regiones como el desierto de Emiratos Árabes Unidos.

Su empresa, Mebiol, tiene patentes para la invención registradas en casi 120 países y supone una revolución agrícola en Japón.

Los campos se están convirtiendo en centros tecnológicos, con ayuda Inteligencia artificial (IA), internet de las cosas y conocimiento sacados de los laboratorios.

Japón, que es un país con escasez de tierra cultivable y falta de mano de obra, la agrotecnología ha aumentado la precisión en el monitoreo y mantenimiento de los cultivos.

Asimismo, el método se está utilizando para reconstruir áreas agrícolas del noreste del país asiático contaminadas por sustancias que llegaron con el tsunami después del gran terremoto de marzo de 2011.

Con información de: BBC News

Anterior Piden garantizar pesca y acuacultura como actividades productivas primarias
Siguiente Desarrollan en Japón robots tractores para el campo

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *