Científicos españoles han iniciado el ensayo dirigido a obtener árboles que produzcan la fruta tropical sin semilla

España. – Se estima que en el mundo existen unas 300 variedades comerciales de mango. Existen diferencias en cuanto a forma, color exterior, dulzor, textura, tipo de pulpa (más o menos fibra) y tamaño de la semilla.

Sin embargo, no todas se adaptan de la misma manera a las diferentes zonas de cultivo, debido a que no disfrutan todas de las mismas condiciones climáticas.

Al respecto, muchas empresas productoras de semillas y los centros de investigación dediquen un importante esfuerzo a la búsqueda de variedades de interés comercial que sean productivas, de gran calidad y que se adapten a las diferentes zonas de producción.

Uno de los centros de referencia en cuanto a mango es el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) La Mayora, ubicada en Málaga España.

El instituto cuenta con una de las mayores colecciones de mango de la Unión Europea (UE), con cerca de 80 variedades diferentes de todo el mundo, y desarrolla todo tipo de estudios y ensayos dirigidos a la mejora de este cultivo, aportando soluciones en materia de plagas y enfermedades e incluso sobre técnicas de cultivo.

En esa búsqueda de variedades de interés para el agricultor y la industria, La Mayora ha iniciado un ensayo dirigido a obtener árboles que produzcan esta fruta tropical, pero sin semilla. Dado que el estudio acaba de arrancar, todavía se necesitan varios años para conocer las posibilidades de que los agricultores malagueños y de otras partes del mundo puedan producir mangos sin hueso. 

Para ello, el equipo de fruticultura subtropical del instituto, al frente del cual se encuentra el investigador Iñaki Hormaza, está trabajando con variedades diploides y triploides.

Como precedente de estos estudios, en 1992, investigadores indios crearon una variedad de mango con un hueso más pequeño y delgado, denominada Sindhu, a partir de híbridos de las variedades de mango Ratna y Alphonso.

Las variedades de frutas sin hueso han jugado un papel importante en los mercados. Tal es el caso de la uva sin hueso o las sandías, también sin semillas, cada vez más frecuentes en las fruterías y supermercados.

Con información de: Diario Sur

Anterior Crece mercado de agricultura tecnológica en el mundo
Siguiente Tractores lanzallamas en agricultura ecológica

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *