El proyecto economiza espacio y dinero, además de ser sustentable; ya se encuentran en pláticas con una empresa canadiense

Veracruz, México. – Thomas Hernández Riego egresó hace tres meses de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Veracruzana y ahora presenta la integración de un módulo acuapónico, que es un sistema diseñado para familias que no tienen mucho espacio para cultivar. El proyecto consta de peces vivos y sus desechos son ocupados para las plantas.

“Lo que hacemos es economizar espacio y dinero, también que sea sustentable, sólo (se invierte en) el alimento de los peces, a base de lombrices. Los desechos de los peces están compuestos de nitrógeno amoniacal, lo que se hace es pasarlos a las camas de cultivo, donde hay un filtro (…) se puede producir tomate, chiles habaneros”, explicó Hernández Riego.

El egresado de la UV señaló que se encuentran en comunicación con una empresa de Canadá donde trabajan minerales orgánicos, y empezarán el proyecto para producir más verduras mediante estos insumos.

“Yo soy agrónomo, mi compañero es biólogo; ya teníamos cursos de agricultura sustentable, producción en hidroponia; en la facultad tenemos el apoyo de los directores para el desarrollo del proyecto”, agregó, por lo que esperan comercializar este proyecto más adelante.

Con información de Diario de Xalapa

Anterior Especialistas del Inifap desarrollan modelos óptimos para madurar aguacate
Siguiente Zacatecas impulsa agro con nanotecnología y orgánicos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *