De acuerdo con los productores, el abandono se debe al encarecimiento de diversos fertilizantes.

Durango, México. – Hasta el 50 por ciento de los huertos de hortalizas en el estado ha sido puesto en pausa o abandonado debido a los elevados costos de producción que se tienen en la actualidad, informó José Luis Caballero Ruiz, presidente de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR).
Manifestó que el principal motivo del encarecimiento se da a raíz del aumento en el precio de venta de diversos fertilizantes, que rindan en promedio entre el 30 y el 40 por ciento, dependiendo del material con el que estén fabricados, siendo los que ahora valen más los que están hechos a base de urea.
El líder campesino destacó que esta situación ha alejado a los campesinos de sus sitios de trabajo al no poder vender sus productos al precio necesario para recuperar la inversión; “a nosotros se nos aumenta en un 100 por ciento, pero solo podemos subir un 20 o entonces ya no nos compran”, expresó.
Lamentablemente, la competencia desleal que ocasionan los grandes centros comerciales deja en desventaja a los pequeños productores, pues ahí el kilo de tomate, por ejemplo, se llega a comercializar por arriba de los 30 pesos por kilo, mientras que los agricultores lo venden a 17 pesos.
Caballero Ruiz indicó que no es un tema restrictivo del tomate, sino que le ocurre a todas las hortalizas, de ahí a que sea una situación preocupante, pues al tratarse de huertos techados e invernaderos los productores no pueden reconvertir sus cultivos y tienen que poner en pausa su actividad agrícola.
Esta disminución en la producción de hasta la mitad de lo esperado es un círculo vicioso que termina afectado al consumidor interno, pues a menos producto en el mercado este se encarece y, por ende, su precio aumenta, beneficiando a las grandes cadenas, las cuales no pierden sus márgenes de utilidad.
Con información de: Contacto Hoy

Anterior El G20 se compromete a garantizar un sistema alimentario sostenible
Siguiente Advierten riesgos ante fuga de abejorros “comerciales” de invernaderos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.