Los más afectados serán los medianos y pequeños propietarios, señaló la Unión Mexicana de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos

Por Redacción Guía Agroindustrial

México. – Ante el aumento en el precio de los fertilizantes, en algunos casos hasta del 300 por ciento, agricultores de todo el país están dejando de cultivar, lo que provocará escasez y encarecimiento de alimentos, advirtieron en un comunicado Protección de Cultivos, Ciencia y Tecnología A.C. (PROCCYT) y la Unión Mexicana de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos, A.C., (UMFFAAC).

Al respecto, el director de PROCCYT, Cristian García de Paz, recordó que durante el primer semestre de 2021, México le compró a Rusia casi el 30% de fertilizantes necesarios para la demanda interna.

“Si se toma en cuenta que Rusia es el principal productor de fertilizantes nitrogenados y las sanciones financieras y comerciales que Estados Unidos y Europa le han impuesto por el conflicto en Ucrania, es muy posible que se limite el suministro global de fertilizantes, el cual, analistas internacionales estiman hasta en un 25 por ciento”, apuntó.

Por su parte, el presidente de la UMFFAAC, Luis Eduardo González Cepeda, apuntó que los más afectados por el aumento de fertilizantes son los pequeños propietarios.

“Tenemos reportes preocupantes de agricultores que han reducido la dosis de fertilizantes de un 30 hasta un 50 por ciento. En el Bajío han disminuido la superficie sembrada, ante la incertidumbre de los precios en que venderán sus cosechas y que estiman que ni el gobierno, ni los costos de producción, les garantizan los rendimientos necesarios, así que mejor han dejado de arriesgar el poco capital que tienen”, explicó.

Ante este escenario, organizaciones y agricultores pidieron al gobierno federal “que vea y escuche las condiciones en que está el campo mexicano” y adoptar medidas prácticas como instalar centros de distribución donde los pequeños productores tengan un precio especial en los fertilizantes.

Ambos organismos señalaron que el aumento de los precios de los fertilizantes se debe a varios factores, tales como menor capacidad de movilización de contenedores desde China, el segundo exportador mundial; el aumento en el precio de los fletes marítimos; el incremento en los precios del gas natural –principal materia prima para los fertilizantes nitrogenados– que en Estados Unidos y Europa fue de más de 600 por ciento el año pasado y factores asociados al cambio climático, como sequías.

Anterior Imprudente e inoportuno “grupo de amistad” México – Rusia, en plena invasión genocida a Ucrania
Siguiente Anetif y Global Cold Chain Alliance buscan optimizar la cadena de frío

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.