Ya existen desde hace tiempo tomates morados a partir de la berenjena, pero esta nueva variante es diferente, porque no toma el color de la berenjena, sino del arándano

EEUU. – Los alimentos modificados genéticamente poco a poco han ido perdiendo su estigma, al demostrarse que son seguros. Cada vez hay más en el mercado, y muchos de ellos los consumimos sin saber que han sido modificados.

Pronto llegará a las fruterías (está en fase de aprobación) el tomate púrpura, que quiere convertirse en el próximo superalimento.

Ya existen desde hace tiempo tomates morados a partir de la berenjena, pero esta nueva variante es diferente, porque no toma el color de la berenjena, sino del arándano.

Los arándanos son frutos muy ricos en antioxidantes, compuestos que refuerzan el sistema inmunitario, son antiinflamatorios, protegen contra el cáncer y otras enfermedades, y combaten los virus y los microbios.

En las pruebas de laboratorio, los ratones que consumieron tomates púrpuras, vivieron un 30% más que otros que no lo hicieron.

Estos antioxidantes provienen de las antocianinas, el pigmento de los arándanos que los convierte en un superalimento.

De acuerdo con The New York Times Magazine, los tomates tienen más de 30.000 genes, y algunos de ellos producen antocianinas de forma natural, pero en menor cantidad que los arándanos.

Los genetista británica Cathie Martin añadió dos genes adicionales al tomate convencional, que activan la producción de las antocianinas púrpuras naturales del tomate en los frutos.

Esta modificación genética se puede aplicar a diferentes variedades de tomates, para obtener tomates cherry púrpura, por ejemplo.

Y las aplicaciones comerciales son muy interesantes: ¿qué tal un ketchup de color morado?

El resultado es un supertomate con el doble de antioxidantes que los arándanos. Un beneficio adicional es que estos tomates púrpuras duran el doble que los convencionales.

Así que son mucho más ecológicos porque se reducen los desperdicios de comida, ya que no se estropean tan fácilmente. Competirán con los tomates japoneses que reducen el estrés.

La empresa norteamericana Circle Around de Sound ha pedido comercializarlos en Estados Unidos. Si todo va bien, llegarán a las fruterías a finales de año. Quizá no sean muy apetecibles a la vista, pero su sabor es el mismo que un tomate convencional, y sus ventajas nutritivas son muy importantes.

Con información de: The New York Times

Anterior Autoridades europeas consideran que Rusia busca dejar a la población de Ucrania sin alimentos
Siguiente PROAgricultor capacitará a productores en prácticas agrícolas sostenibles

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.