Esta disposición representa una medida de manejo para la conservación y aprovechamiento sustentable de las especies de interés pesquero

Redacción Guía Agroindustrial

Ciudad de México. – El pasado 3 de octubre la Comisión Nacional del Acuacultura y Pesca (Conapesca) estableció una zona de refugio pesquero parcial temporal en el polígono delimitado frente al municipio de Celestún, en el estado de Yucatán.

Esta zona se delimitó con base en la opinión técnica emitida por el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca).

En la zona de refugio pesquero parcial temporal únicamente podrán llevarse a cabo las actividades de pesca comercial de pulpo mediante el método de captura al gareteo, el cual consiste en dejar la embarcación a la deriva, arrastrando líneas de monofilamento, o cordeles donde se sujeta la carnada.

Los pescadores deberán respetar el periodo de veda de esta especie, el cual entra en vigencia del 16 de diciembre al 31 de julio de cada año.

En cuanto a las especies de carito, sierra y picuda, sólo se podrá utilizar la técnica de troleo, la cual no requiere de equipos especializados para la pesca; en un periodo exclusivo de octubre a febrero.

Asimismo, desde el 2 de octubre, quedaron prohibidas las actividades de captura por medio de buceo, la pesca deportivo-recreativa y la de consumo doméstico de cualquier especie de flora y fauna acuática.

Las disposiciones establecidas no aplican para las especies acuáticas que se encuentren bajo un estatus de protección.

Estas zonas de refugio pesquero (ZRP) representan una estrategia importante, establecida en la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables (LGPAS) para conservar la biodiversidad de especies pesqueras y asociadas que ofrecen importantes beneficios biológicos.

Entre otras características, contribuyen en la reducción de la mortalidad por pesca, protección a los procesos de reproducción y crianza, repoblamiento, dispersión larval, incremento de tallas y recuperación de cadenas tróficas y hábitats.

En cuestiones económicas y sociales, las ZRP también sirven para incrementar el volumen y valor de la captura, la certificación de pesquerías sustentables, el desarrollo de actividades alternativas (ecoturismo), el mantenimiento de la actividad pesquera y una mayor participación activa de las comunidades.

Anterior Desarrollan nuevas variedades de trigo tolerantes a enfermedades
Siguiente Obtener genoma de cultivos puede mejorar producción agrícola: experto

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *