El país sudamericano propone el uso de herramientas de modelado digital para mejorar sus capacidades de gestión de riesgos en el sector

Redacción Guía Agroindustrial

Paramaribo, Surinam. – Del 4 al 7 de noviembre pasado, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), llevó a cabo un taller sobre herramientas de modelado tridimensional de datos geoespaciales y el uso de drones.

Dennis McClung, gerente general y fundador de Garden Pool, y Chaney C.G. St. Martin, especialista internacional en Gestión del Agua y el Suelo del IICA, fueron los encargados de impartir dichas sesiones de capacitación.

Su propósito fue es el mejorar las capacidades técnicas e institucionales de gestión de riesgos de desastre en el sector agropecuario y de agricultura sostenible en este país.

Asimismo, el evento intitulado “Herramientas de modelado tridimensional de datos geoespaciales para la toma de decisiones basada en la evidencia en la gestión de riesgos de desastre en la agricultura”, tuvo como objetivo brindar capacitación a los diferentes actores del campo en el uso de modernas herramientas de modelado digital y la operación de drones.

De acuerdo con el IICA, los usuarios de esta tecnología pueden mejorar y facilitar significativamente la toma de decisiones sobre la gestión de riesgos de desastre en la agricultura, mediante información oportuna y de calidad.

Además de la planificación en materia agrícola y ambiental, estos conjuntos de conocimientos y habilidades pueden ser empleados por estos funcionarios en la planificación del desarrollo socioeconómico, en particular en las numerosas comunidades rurales de Surinam.

El evento contó con la asistencia de funcionarios de extensión del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAAHF) y de instituciones de enseñanza, así como técnicos del Het Overliggend Waterschap Multipurpose Corantijn Project/Water Management Department, del distrito de Nickerie.

El IICA destacó en un comunicado que estos talleres son financiados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés). 

De este modo, el instituto es la agencia ejecutora de un componente del proyecto en Surinam, en colaboración con el MAAHF, que se centra en el desarrollo de capacidades de gestión de riesgos de desastres agrícolas.

Anterior Balanza agroalimentaria en México mantiene récord en 2019
Siguiente Científicos crean proyectos con biotecnología

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *