El Programa Fertilizantes inició operaciones en 2019 y tuvo como población objetivo a los productores agrícolas de Guerrero, aunque en 2020 se extendió a productores agrícolas en Morelos, Puebla, Tlaxcala y Estado de México.

México. – La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) debe aclarar 82.1 millones de pesos del Programa Fertilizantes que se manejaron de forma irregular en 2020, determinó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El Programa Fertilizantes, resalta la ASF, inició operaciones en 2019, y tuvo como población objetivo a los productores agrícolas de Guerrero. Para el ejercicio 2020 se extendió a los productores agrícolas en zonas de atención estratégica de Morelos, Puebla, Tlaxcala y Estado de México.

En la auditoría número 322-DE, la ASF determinó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por 25.9 millones de pesos por sacos de fertilizantes, adquiridos en 2020 por la Sader, para beneficiar a los productores agrícolas sin acreditar, con la documentación comprobatoria, su distribución a la población objetivo, o bien, su existencia en los Centros de Distribución de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex).

“Es importante mencionar también que en las actas circunstanciadas que proporcionó el ente fiscalizado, las cuales se refieren al conteo físico que realizó el personal de las Representaciones Estatales de la Sader y de Segalmex en los estados de Guerrero, Morelos, Puebla y Tlaxcala, con la participación del Órgano Interno de Control, tampoco se reportan las existencias de sacos de fertilizantes referidos”, añadió.

Precisó que en 2020 las zonas de atención del Estado de México no fueron beneficiadas con los apoyos del programa, pero no se dieron motivos por los cuales se exceptuó a esa entidad.

En el resto de los estados “no se acreditó la forma o los criterios que consideraron para definir dichas zonas por entidad federativa, ni que pertenecen a sitios con una muy alta o alta marginación, o bien, a municipios indígenas que requieren de una atención social específica”.

Con información de: Latinus

Anterior Astronautas cultivan chile verde en la Estación Espacial Internacional
Siguiente Crean bioplásticos con cáscara de tomate

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.