El JCB Fastrac Two es una auténtica bestia concebida para ser el tractor más rápido del mundo, una creación que nos haría pensarnos dedicar nuestra vida al campo

Cuando pensamos en un tractor, nos viene a la cabeza aquel John Deere destartalado que sigue trabajando en las huertas del pueblo de nuestros abuelos. Sin embargo, en ningún momento se nos ocurre casarlo con la palabra deportivo.

Siempre hay algún loco dispuesto a sorprendernos, y quién mejor que alguien que se ha jugado la vida varias veces a más de 300 km/h en la Isla de Man sobre una moto. Este loco se llama Guy Martin y ha modificado un tractor para convertirlo en el más rápido del mundo.

Esta prueba fue llevada a cabo en el aeródromo de Elvington y consiguió el éxito deseado: el nombre de esta bestia es JCB Fastrac Two y consiguió convertirse en el tractor más rápido del mundo con una velocidad máxima de 247,47 km/h.

Se trata de una colaboración entre el especialista JCB y el piloto británico que ya ha tenido varios intentos. El primero se dio en junio de 2019, y aunque se consiguió el récord mundial con una velocidad de 166,7 km/h, ninguna de las partes se conformó, y es que superar los 200 km/h era una obsesión.

Para conseguir que el JCB Fastrac Two alcanzara una velocidad máxima de 247,7 km/h, la compañía ha modificado este artefacto para que el único parentesco con el modelo de serie sea su inconfundible color amarillo.

Pese a que su altura libre al suelo se ha rebajado notablemente, la aerodinámica sigue sin ser el fuerte de un tractor, y es que la luna de la cabina sigue siendo una pared infranqueable para el flujo de aire.

Para vencer al viento, se necesita potencia. Por ello, JCB ha montado un enorme motor turbo diésel de 7,2 litros capaz de desarrollar nada menos que 1.016 caballos con un increíble par de 2.500 Nm a 3.150 rpm. Si se usara este tractor para trabajar en el campo, arrancaría las raíces más profundas de la huerta con sólo rozar el acelerador y si nos pasamos, sería capaz de tirar abajo el campanario del pueblo.

El bloque motor es el mismo que el que monta el modelo de serie. Sin embargo, este se ha modificado con un enorme turbocompresor que a su vez se alimenta de un supercargador eléctrico que permite que siga girando a bajas revoluciones. Además, el sistema de escape también ha sido completamente modificado para mejorar el flujo de combustión. Sin duda, no es un conjunto respetuoso con el medioambiente, y es que dista mucho de creaciones como el Nikola TRE, el primer camión eléctrico de Iveco.

Además, el JCB Fastrac Two cuenta con una transmisión manual firmada por ZF con seis velocidades, un rara avis a la hora de gestionar más de 1.000 caballos. Con tractores así, uno se piensa volver al pueblo a vivir la vida de campo.

Con información de Top 10 Motor

Anterior Proponen uso de abejas robot para invernaderos
Siguiente Encabeza la UNAM proyecto internacional para conservación de semillas

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *