El proyecto de estimulación de lluvias se realiza mediante la liberación de moléculas de yoduro de plata en las nubes para precipitar la lluvia

Redacción Guía Agroindustrial

México. – La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) anunció la puesta en marcha, la próxima semana, del Proyecto de Estimulación de lluvias en los estados de Coahuila y Zacatecas, para mitigar los efectos de la sequía mediante la liberación de moléculas de yoduro de plata en las nubes para precipitar la lluvia.

En un boletín de prensa, la dependencia recordó que este proyecto ya se lleva a cabo en tres polígonos que comprenden los estados de Sonora, Sinaloa, Chihuahua y Durango; así como en dos polígonos más —de un millón de hectáreas cada uno— que comprenderán la zona de La Laguna (con alcance en regiones de Coahuila y Durango) y el norte de Zacatecas, respectivamente.

Respecto al impacto del programa, la Sader dijo que en Sonora se ha logrado un incremento en la precipitación de hasta un 50 por ciento respecto a lo pronosticado en algunos de los pluviómetros en zonas como El Novillo, Cucurpe y Baviácora.

Además, el proyecto ha impulsado el almacenamiento de 117 millones de metros cúbicos a las presas Plutarco Elías Calles (El Novillo) y Adolfo Ruíz Cortines de dicha entidad.

Asimismo, en Sinaloa se han realizaron ocho vuelos a la fecha, sobre el territorio de los municipios de Culiacán, Cosalá, Mocorito, Badiraguato, El Fuerte y Choix. Sin embargo, el polígono atendido ha abarcado también a Tamazula y Canelas, Durango, y Álamos, Sonora.

Esto ha permitido –agregó la Sader– que el nivel de las presas en el área de influencia del polígono, que presentaban un almacenamiento de mil 420 millones de metros cúbicos (el 9.3 por ciento de su capacidad de conservación) aumentara a dos mil 094 millones de metros cúbicos, equivalentes al 13.6 por ciento.

Del conjunto de las nueve presas en el área de influencia del proyecto, las más beneficiadas son Luis Donaldo Colosio, Adolfo López Mateos, Sanalona y José López Portillo. También, han comenzado a recibir aportaciones Miguel Hidalgo y Guillermo Blake.

En Chihuahua, abundó la Sader, el proyecto de estimulación de lluvias cubre dos millones de hectáreas, ubicándose en la parte alta de la sierra, zona que abastece de agua a las cuencas más importantes, a través de 13 vuelos.

Con base en lo anterior, se han cubierto los 11 municipios que conforman el polígono del proyecto, nueve en Chihuahua y dos en Durango, donde se ubican cinco de las principales cuencas hidrológicas del estado que ya se están viendo beneficiadas.

En este contexto, la Sader destacó que el Río Florido fue recuperado después de 30 años, gracias a los escurrimientos generados por las precipitaciones registradas en el municipio de Coronado, Chihuahua, con un acumulamiento de 100 milímetros.

De acuerdo con la dependencia, expertos de Agricultura –bajo la dirección del encargado del programa, Alejandro Trueba Carranza, y la coordinación de la Comisión Nacional de las Zonas Áridas (Conaza)– continuarán con el proyecto hasta finales de septiembre, en los estados mencionados.

Con la estimulación de la lluvia se espera la recuperación de la humedad en el suelo, lo que permite el crecimiento de alimento para el ganado, la siembra de cultivos de temporal y se realiza además un monitoreo de la entrada de agua a las presas.

El objetivo, apuntó la secretaría, es mitigar la sequía en beneficio de las zonas de temporales, pastizales, maizales y cultivos tradicionales y de una forma colateral se esperan escurrimientos a las presas, con lo cual se beneficiará a un mayor número de productores de los estados involucrados.

Anterior Construye el Tec primer laboratorio de micropropagación de árboles maderables en México
Siguiente Presentan aplicación para agilizar el comercio agroalimentario

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.