El empresario Mauricio Gallo trabaja en un proyecto para producir respiradores artificiales de bajo costo, un elemento vital en la lucha contra la pandemia

Santa Fe, Argentina. – Un fabricante de maquinaria agrícola santafesino puso manos a la obra para crear un equipo que produzca respiradores artificiales de bajo costo. El hombre es cuestión es Mauricio Gallo, titular de una empresa que desde Firmat se especializa hace 30 años en la manufactura de distribuidores de estiércol, bombas transvasadoras y desparramadores de paja.

De acuerdo con información de Agrofy News, Gallo relató que la idea le surgió hace unas pocas semanas, en paralelo al aumento de la cobertura informativa sobre el tema. Dialogó con su equipo y resolvieron que no podían quedarse de brazos cruzados, mientras la pandemia avanzaba.

«Empezamos a trabajar con los ingenieros para ver cómo podíamos suplir la demanda de respiradores que puede llegar a colapsar la capacidad del sistema sanitario. Desde ese momento estamos trabajando día y noche, pero vamos avanzando», comentó el titular de True SRL.

En efecto, a la fecha ya se encuentran finalizando la primera fase del proyecto, que es la culminación de un prototipo que pueda ser elevado a las autoridades nacionales para su certificación y posterior homologación.

«Hemos recibido muchísima ayuda, ya que en gran parte todos los componentes que estamos utilizado los recibimos en forma gratuita de proveedores y contactos, muy comprometidos en la lucha contra el coronavirus», explicó.

Desde que comenzó con su proyecto, Gallo ya recibió numerosos llamados y visitas de autoridades, que permitan acelerar al máximo los tiempos. Ya visitaron Firmat responsables de Fabricaciones Militares (FM) y también de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Según los cálculos que realizaron desde True SRL, en la zona de Firmat se requieren unos 150 equipos para hacer frente a una eventual demanda. «Nuestra prioridad será colaborar con nuestra región y luego sí expandir hacia otros lados», indicó Gallo, quien expresó que desde que comenzó con esto «no paramos de trabajar».

Un dispositivo vital

Si la iniciativa logra éxito, oficiará como una gran barrera para detener los efectos más temidos del virus. Así lo refleja la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), que recomendó que el respirador artificial es uno de los dos elementos centrales en esta pelea –el otro son los descartables para el tratamiento de los pacientes–.

El de Gallo no es el único proyecto en la región relacionado con la fabricación de respiradores artificiales de bajo costo. En el marco de una alianza entre la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y la firma Inventu, se están realizando los últimos testeos para producir equipos a un precio que ronda el 25% del valor del mercado.

Con información de: Agrofy News

Anterior Investigadores del Colpos mejoran semilla de caña de azúcar
Siguiente Nuevo etiquetado de alimentos en México entrará en vigor en octubre

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *