FAO considera necesario fortalecer los criterios para identificar ingredientes activos peligrosos en los insumos

Redacción Guía Agroindustrial

Ciudad de México. –  La semana pasada, la Secretaría del Convenio de Rotterdam de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), impartió una capacitación sobre temas de registro de plaguicidas a veinte funcionarios mexicanos de diferentes secretarías y autoridades sanitarias del sector agrícola.

Los temas tratados fueron parte del Kit de herramientas para el Registro de Plaguicidas de la FAO, el cual es un sistema de apoyo para las decisiones de los registrantes de plaguicidas en los países en desarrollo. Asimismo, los ayudará en la evaluación y autorización de los insumos por medio de un manual de registro vía internet.

Los funcionarios participantes, pertenecen a los equipos técnicos de las unidades de registro de plaguicidas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

Ricardo Ortíz Conde, director general de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas de SEMARNAT, señaló que, “si bien México cuenta ya con un marco jurídico sobre plaguicidas y ha suscrito los Convenios de Rotterdam y Estocolmo, es necesario fortalecer los criterios para identificar los ingredientes activos peligrosos”.

Mencionó que el taller fortalecerá las capacidades institucionales y brindará elementos para mejorar la regulación nacional, todo con el objetivo de tener una mejor protección a la población y a los ecosistemas. 

Asimismo, apuntó que el taller brindará la oportunidad de identificar y proponer los cambios jurídicos que exige la sociedad para hacer efectivos sus derechos humanos.

Por su parte, Mario Yarto, oficial de la Secretaría del Convenio de Rotterdam por parte de FAO, afirmó que el organismo internacional busca que se haga un uso seguro y racional de plaguicidas que promuevan la seguridad e inocuidad alimentaria.

De esta forma, se impulsa cada día más el hecho implementar medidas alternativas con soluciones sustentables que minimicen el riesgo de uso de plaguicidas peligrosos.

“Nos da mucho gusto ver que el país está avanzando y estableciendo compromisos, para no solamente fortalecer su sistema de evaluación y registro de plaguicidas, sino para ir cumpliendo los avances que se han hecho en el marco de las obligaciones del convenio de Rotterdam”, declaró Yarto.

FAO detalló en un comunicado que acompaña técnicamente al gobierno mexicano para avanzar en el proceso nacional de implementación del Convenio de Rotterdam, todo esto con la aplicación de metodologías y estrategias para la evaluación y el registro de plaguicidas de manera que se proteja la salud humana y el medio ambiente.

Anterior Lanzan algodón genéticamente modificado; tiene semillas comestibles
Siguiente Microsoft busca mitigar la crisis alimentaria con agrotecnología

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *